Constitución de APIAC

Corre el año 1989 cuando el turismo rural basado fundamentalmente en el patrimonio monumental y paisajístico de nuestra comarca, apenas se conoce ni se practica dentro de la cultura del ocio y en el área del deporte de aventura, ninguna actividad deportiva (que no sea la escalada en Riglos, para la que nuestra zona está especialmente dotada) y por si fuera poco, la nueva carretera Monrepós, amenaza con dejar todavía más precario las posibilidades de supervivencia.

Es así como un grupo de comerciantes e industriales de Ayerbe, convencidos de que esta situación es reversible y de que nuestra tierra tiene argumentos suficientes para conseguir un mayor desarrollo, siente la necesidad de crear una asociación comarcal, capaz de poner en valor todo el potencial existente.

Comienza a forjarse APIAC (asociación para la promoción integral de Ayerbe y comarca) y para ello se convocan reuniones con comerciantes e industriales no solo de Ayerbe, sino en pueblos de toda la redolada (que hoy conforma el Reino de los Mallos) en lo que existiera una actividad económica con intereses afines a los nuestros.

Estas acciones dan sus frutos, congregando un colectivo de socios bastante importante tanto de número como de colaboradores. Los primeros con licencia fiscal y una cuota mensual que les da derechos a voz y voto en las asambleas, superior a la de los colaboradores que solo podían aportar su voz, hoy en día ambos tienen voz y voto.

A partir de aquí, estatutos, comunicados a medios, entrevistas con instituciones, folletos turísticos, calendarios, revista comarcal, participación en gestión de fondos europeos (Programa Leader y otros), apoyo logístico a nuevas empresas, jornadas micológicas, apoyo al grupo folclórico Santa Leticia, feria de alternativas rurales, escuela taller de la Peña, contacto con ayuntamientos y otras asociaciones, hermanamiento con Garlín y Poucharramet, certamen de filmes cortos Villa de Ayerbe, ferrocarril, campamentos de verano, Telecentro, Centro de Interpretación Ramón y Cajal y otros empeños que por diversas circunstancias no han llegado a ver la luz.

Detrás de estas actividades, resumidas en media docena de líneas, hay muchas…muchas horas de trabajo de cientos de personas que han creído y colaborado de diferentes formas con APIAC, desde su inicio y todos ellos merecen el mejor de los reconocimientos de respectivos pueblos y de APIAC, institución está con un alma fervientemente comarcalista y canalizadora de sus inquietudes y proyectos animosos de mejorar sus propias vidas y la colectividad en la que viven.

 

Texto sacado del boletín informativo número 78, un especial dedicado a la figura de Luis Pérez, alma mater de esta asociación. Escrito por Manuel Gracia, Eduardo Orleans y José Salcedo fundadores de la asociación

cropped-apiac-logo-header-with-title-small-size.png

Nos interesa tu opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s